jueves, 8 de julio de 2010

capitulo 18




Tanto Cayetano como Álex están muy exaltados porque se han puesto en contacto con el espíritu de Octavio.
--¿eres el abuelo de Álex?
--si --es la respuesta.
Y pese a que Cayetano le pide a Álex calme, que lo deje actuar a él, Álex muy ansioso le pregunta:
--porque me haces esto.. ¿¿qué quieres de mi?
La guija se mueve mediante el doctor, letra a letra se puede leer la siguiente frase:
--t...u.... m...e.... t..i...e...n...e...s.... q...u...e..... v...e...n...g...a...r
--¿¿¿¿de quien...¡¡¡ --pregunta Álex con desesperación.
De nuevo la Guija se mueve:
--M...a...r…c…...o...s... t...e... a...y...u...d...a...r...á..... a.... d...e...s...c...u...b...r...i...r...l...o...
Álex no entiende como ese chico tan desesperado de amor que vio en la mañana pueda ayudarlo en todo lo que le ocurre.
--¿¿¡¡que tiene que ver él con esto?¡¡¿¿¿que pasa con este anillo?¡¡
Álex levanta mucho el tono de voz. Está muy alterado. Sin perder su concentración Cayetano le dice:
--no lo agobies... lo vamos a perder...
Pero son demasiadas preguntas la que Álex le quiere hacer como para quedarse callado:
--¿¡¡cuando te vas a ir?¡¡¿¿cuando me vas a dejar libre? ¡¡¡si en serio eres mi abuelo ¿¿¡porqué me atormentas?¡
La guija se va moviendo:
--E..n..a...m...o...r...a... a...m...a….r....c....o...s... n...o..... m...e..... d...e...s...m...i...e...n...t...a...s.... h...a...z...l...o..... l...o..... q...u...e.... é...l.... t...e.... diga... É...l..... e...s.... l...a.... c...l...a...v...e...
--no sé mentir... --dice Álex que no le apetece nada lo que le propone la guija.
El espíritu de su abuelo es contundente.
--n...o..... l...o.... h...a...g...a...s,.... s...ó...l...o.... s...i...g...u...e.... l...o... q...u...e... é...l..... t...e.... d...i...g...a... y...o.... m...a...r...c...a...r...é.... l...a...s.... p...a...u...t...a...s.... e...n...... l...a..... n...o...c...h...e... s...i... n...o... m...e.... h...a...c...e...s..... c...a...s...o.... y..o.... m...e.... q...u...e...d...a...r...é.... p...a...r...a.... s...i....e...m...p...r...e... e...n... t...i.
Aunque le asusta la idea de vivir ese infierno para siempre, tampoco le entusiasma la idea de tener que engañar a Marcos.
--¿¿¿qué pretendes con ese chico??¿¿¿por qué usarlo a él? ¡¡yo no pienso hacer lo que tú quieras si no me dices exactamente lo que pretendes...¡¡
Cayetano trata de aconsejarlo:
--no le puedes hablar así a un espíritu... son muy susceptibles... si lo haces enojar las consecuencias pueden ser terribles...
Álex da un golpe a la mesa:
--¡¡por un demonio¡¡ ¿¿¿¿que puede haber peor que esto???¡
Álex se aparta de la mesa. Se lleva las manos a la cabeza.
--¡¡yo no voy a ser cómplice de un delito... no voy a lastimar a alguien que no conozco...¡
La guija sigue hablando:
--s-i t-ú e-s-t-á-s c-o-n é-l M-a-r-c-o-s n-o s-a-l-d-r-á l-a-s-t-i-m-a-d-o p-e-r-o s-i n-o... y-o m-e e-n-c-a-r-g-a-r-é d-e t-o-d-o y- e-n-t-o-n-c-e-s n-o t-e-n-d-r-é p-i-e-d-a-d...
Álex traga saliva. Su mayor temor es hacer daño a alguien sin poder controlar:
--¿¿¡¡qué pretendes??¡
--t-i-e-n-e-s q-u-e e-n-t-r-a-r e-n l-a e-m-p-r-e-s-a d-e l-a f-a-m-i-l-i-a, e-s-e s-e-r-á e-l f-i-n-a-l... c-u-a-n-d-o t-ú t-e-n-g-as e-l c-o-n-t-r-o-l...
Álex alterado:
--porque poryque,...??¡
No ha respuesta. Álex golpea la mesa:
--¿¡¡¡que es lo que pasa?¡¡¿¿por qué no dice nada?¡
--lo perdimos,.. --dice Cayetano.
Álex golpea a la mesa:
--¡¡no me puedes dejar así...¡¡
Cayetano lo abraza por la espalda. Siente un gran deseo. Aunque ya ha tenido su cuerpo sabe que no fue con su consentimiento y le gustaría acostarse con el Álex que conoce, no tener sólo su cuerpo sino también su alma.
--¡tienes que volver a hablar con él¡¡ ¡¡me tiene que decir todo lo que pasa...¡
Álex habla a gritos, Cayetano trata de calmarlo:
--la Guija no es como escribir un email, no se puede hacer porqué sí... Tu abuelo ya habló... es peligroso abusar...
Álex golpea la pared con los puños:
--¡¡maldita sea... ¿y ahora que hago?¡¡
Cayetano le agarra de las manos con mucho cariño:
--si te lastimas no lograrás nada...
Álex mira a Cayetano lloroso. El doctor lo acaricia con gran ternura. Con ganas de besarlo:
--vamos a luchar contra esto que te pasa...
Álex lo abraza mientras que con un hilo de voz le dice:
--¿¿cómo?
--ya lo sabes...
Aunque le desespera lo que está viviendo, no quiere hacer daño a Marcos:
--Ese chico es un pobre diablo... no le puedo engañar... No puedo lastimar a alguien que no conozco.
El doctor tiene tanto interés como el propio afectado en que está situación se acabe porque espera entonces tener el camino libre para vivir su romance con él.
--precisamente por eso, no le conoces y él te ayudará a ser libre... ¿¿qué te importa lo que le pase?
--él no tiene porque pagar por mis errores...
--¿y si su abuelo mató al tuyo?
--espero por su bien que no haya sido así porque Octavio no tendrá piedad de él --dice Álex tenso.
Álex está preocupado porque no sabe el alcance que va a tener todo eso.
-- tu puedes no lastimarlo, pero si lo dejas a merced de él lo lastimará¿eso es lo que prefieres?
Álex se lleva las manos a la cabeza:
--¡¡todo esto es un lío¡
Cayetano le pone la mano en el hombro. Se estremece. Ajenos a los coqueteos de su joven y guapo doctor, Álex dice pensativo:
--él me llama criatura del mar... ¿¿que tendrá que ver el mar con todo esto?¿qué tendrá que ver esa hoja con lo que mi abuelo muriera en el mar?
--sólo te puedo dar un consejo... no te separes de Marcos...
Cayetano le agarra la mano:
--este anillo es muy importante... Marcos te dio la clave para solucionar esto... No puedes dar un paso atrás...
Álex mira la hora...
--tengo que ir a trabajar...
--así que entrarás en esa empresa... Me parece muy bueno. Verás como dentro de poco Octavio se ha ido de tu vida y podrás vivir tranquilo.
Álex no comparte su alegría:
--soy celador, Marcos no va...
--Piensas ser celador si te acuestas con el dueño?
--no soy yo quien se acuesta con el dueño...
Cayetano habla con sorpresa. Le cuesta creer que Álex no quiere aprovechar la ocasión de hacerse rico si además así se soluciona lo de su abuelo. Álex está molesto. No quiere que nadie lo llame aprovechado.
--ya me tengo que ir...
Álex se va algo frío. Ese trasero lo llama a Cayetano. Esta muy caliente. Lo agarra del brazo. Álex se gira excitado. Aunque desea devorarlo, Cayetano le da un leve beso en los labios.
--cuídate, recuerda que yo siempre estaré a tu lado...
Álex no se da cuenta del deseo de Cayetano, o más bien no se quiere dar cuenta. Lo deja solo, el doctor muy caliente.

Todo ha pasado muy rápido, Ninfa está siendo besada por Álvaro y no responde a ese beso pero Ramiro se muere de los celos. Entra en escena, agarra del brazo a Álvaro y lo saca de encima de la joven:
--¿¡¡qué haces desgraciado?¡¡
Ramiro tumba a Álvaro de un puñetazo. Aunque grita:
--¡¡ayuda... ayuda¡¡
En realidad está encantada de ese Ramiro celoso. Mientras que Álvaro se levanta con la mano en la mandíbula, adolorido, Ramiro se enfrenta a Ninfa:
--¿¡¡qué haces, perra?¡¡ ¡¡¿pequé te besas con ese?¡
--no es lo que parece --dice ella asustada.
--¿porqué le tienes que dar explicaciones a él? –Álvaro.
--Porque es mi amante... –Ramiro.
--no es cierto... tienes novia... –Álvaro.
--¡¡por eso... ella es mi amante... No me voy a casar con ella, pero nos acosáramos siempre que nos da la gana...¡ --Ramiro.
Álvaro mira con desprecio a Ninfa, ella hace que no con la cabeza dolido. Alvaro mira a la mucama con rabia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario