jueves, 15 de julio de 2010

capitulo 21





Marcos llega a tiempo de ver como Álex se aleja de la empresa. Marcos corre hacia él. Primero se acerca a Ramiro y a Eugenia que aún ríen y le dice:
--¡¡si pierdo a Álex por vuestra culpa os vais de mi casa¡¡ ¡¡os hecho a los dos...¡
Ramiro se calla. Traga saliva. Ve a Marcos muy furioso y sabe que sí puede cumplir su amenaza. Eugenia no lo sabe y sí le contesta. Con mucho desprecio le dice:
--Mira, bonita, tú sólo eres una basura... No tienes poder para echar a nadie... A ver si no voy a ser yo quien te corre a ti de mi casa...
Marcos se le ríe:
--¿¿tu casa?? Creo que debes hablar con tu esposo...
Marcos se va tras Álex. Eugenia ha quedado algo sorprendida por la seguridad de Marcos.
--¿¿de qué habla?
Ramiro sonríe. No quiere que la mujer sepa que no tienen nada.
--¿la casa es de tu padre, no? Supongo que la finadita se lo dejó todo a él ¿¿no?
Ramiro se la pasa demasiado bien con Eugenia y no la quiere perder. Le acaricia el pelo. La mira seductor.
--No seas tontita... no le hagas caso a esa loca...
Eugenia se queda más tranquila.
--está bien...
Se aparta de Ramiro. Muy coqueto él le dice:
--¿es que no te gusta que te toque?
--No es eso... pero nos pueden ver...
Él le guiña el ojo:
--¿vamos a mi despacho?
A ella le encanta acostarse con Ramiro en el despacho de éste que es continuo al de Axel. Le excita pensar que él la puede estar escuchando. Aunque el piso es de altura, Axel desde la ventana de su despacho ve lo cariñosos que son los dos amantes. Se muere de celos al verlos entrar juntos al edificio. Luego oye los gemidos. Son débiles pero no lo suficiente para no ser escuchados y más si como él lo espera. Los celos lo atormentan. Da golpes a su mesa:
--¡¡maldita, maldita...¡
Unas lágrimas desliza por sus mejillas.


Por otro lado, Álex corre. Marcos lo llama.
--¡espera... espera...¡
Álex no le hace caso.
--¡¡criatura del mar... criatura del mar...¡
Aunque siente pena por él no quiere participar de ese engaño. Marcos lo sigue llamando.
--¡¡Álex... Álex...¡
La voz de Marcos suena desesperada. Álex de siente culpable de causar más dolor a ese hombre pero también sabe que no es él a quien busca en realidad. Álex se tiene que parar porque la carretera está repleta de autos que pasan. Frunce el ceño. Marcos logra alcanzarlo. Su respiración es cansada. Le agarra del brazo.
--¿porqué oyes de mí??¿es que no me escuchabas?
Sin mirarlo Álex le dice:
--imposible no escucharte...
La carretera ya está despejada. Álex iba a seguir pero Marcos lo agarra con fuerza:
--¡¡¡no te vayas...¡¡ has prometido que ibas a quedarte a mi lado...¡
Álex lo mira de frente. Lo acaricia en la mejilla con cariño, con pena. Marcos se estremece.
--Aléjate de mí... Tú no sabes lo que está pasando...
--si lo sé... yo te puedo salvar...
Marcos lo mira enamorado. Derretido. Álex se aparta de él. Se lleva las manos a la cabeza.
--¡¡no, no sabes en qué te estás metiendo¡¡ ¡¡es mejor que te mantengas al margen...¡
Álex se da la vuelta, Marcos le agarra para que lo mire. Álex lo mira triste mientras Marcos le dice:
--¡¡ya estoy metido en tu vida...¡¡ ¡¡tú eres la razón de mi vida...¡
Álex lo mira lloroso. Le duele pensar que Octavio ha metido en su venganza a un joven depresivo que ha querido acabar con su vida. Los dos unen sus frentes. Álex es cariñoso:
--olvidate de mi...
Marcos llora sangre:
--¡no puedo... tú eres lo único que me ha hecho sentir feliz...¡¡ ¡¡tú eres lo único por lo que merece la pena vivir...¡¡
--no digas eso... La vida es hermosa y merece la pena vivir --dice Álex con pena.
--¡¡no para mí... siempre me han insultado, me han maltratado por ser diferente... mi madre era lo único que la tenía... sin ella no tenia sentido vivir...¡
Álex le pone las manos en la mejilla:
--ella te debe estar cuidando... pero tú la tienes que ayudar...
Álex es muy dulce con él lo que hace que Marcos esté aún más rendido a sus pies. Con mucha amargura, Marcos dice:
--si tú vivieras con una familia que lo que desea es que te mueras para cobrar tu herencia no pensarías lo mismo... ¿sabes lo duro que fue para mi después de querer suicidarme ver como mi familia se reía y disfrutaba mi muerte...¡ ¡¡¡sólo para fastidiarlos no lo volví a intentar pero vivir es una condena...¡
Álex lo abraza muy conmovido.
--era una condena hasta que te conocí a ti...
Álex siente mucha ternura hacia ese chico, pero recuerda que no es a él a quien conoce. Se aparta de Marcos.
--¡¡es que tú a mí no me conoces...¡
--lo sé pero...
Álex no lo deja seguir:
--lo siente --le dice triste-- pero es que yo no me puedo quedar a mi lado... No te quiero hacer daño pero esto es una locura...
En la carretera vuelven a pasar autos, Álex camina deprisa por otro lado. Camina deprisa sin mirar atrás. No quiere sentir culpa. Quiere alejarse de Marcos, porque le gustaría protegerlo de la venganza de Octavio. Espera que éste no cumpla con su amenaza al ver que él no piensa seguir con su juega. Marcos lo sigue muy de prisa:
--¿¿donde vas...?¿porqué te has ido de la empresa...?
Marcos camina lo rápido que puede pero no alcanza a su chico, aunque se queda detrás. Álex habla muy alterado:
--¡¡no pienso seguir trabajo...¡¡
--Como celador no pero eres mi pareja, yo...
Álex se para en seco. Lo mira. No lo deja seguir:
--no lo soy...
--Álex yo te amo...
Álex lo mira con pena:
--No me conoces... sólo te has acostado conmigo en un momento en el que yo no recuerdo...
Marcos le acaricia la mano con timidez:
--yo sé que nuestro destino es estar juntos,...
Álex se aparta de él:
--dejame en paz... por favor --le suplica.
--yo voy a luchar por ti... tú me lo pediste... Sé que no deseas librarte de esta carga de tener como dos vidas...
Álex le pone de nuevo las manos en las mejillas:
--¡¡te ha tomado el pelo... yo no soy lo que tú crees...¡ ¡¡tú no me puedes ayudar...¡
---lo sé estás poseído por un hechizo... yo te puedo ayudar...
Muy duro aunque con deseo de protegerlo, Álex le dice:
--¡¡no te quiero volver a ver... no...¡
Y se va corriendo hasta desaparecer. Aunque Marcos queda triste tiene esperanza:
--en la noche volverás... lo sé...

Álex se refugia en casa de Cayetano.
--¡¡me tienes que ayudar...¡¡ ¡¡me tienes que ayudar...¡
Cayetano lo mira con cariño:
--claro... cuenta conmigo...
--No voy a volver a ver a Marcos...
--¡pero él puede tener la clave para acabar con esto...¡
Cayetano quiere que todo acabe para quedarse con Álex y a él no le importa usar a Marcos.
--¡¡¡no le quiere hacer daño...¡
--¡¡recuerda la amenaza de Octavio...¡
--espero poder controlarlo...
--¿¿cómo?
Álex le muestra algo que compró: unas cadenas.
--quiero que en las noches me encadenes para que Octavio no pueda salir...
Álex está decidido a hacer lo que sea para no dejar actuar a Octavio. Cayetano se excita mucho al pensar en tener a Álex atado bajo sus dominios.


No hay comentarios:

Publicar un comentario